martes, 4 de octubre de 2011

Azul cielo (relato)


Me gustan las personas. Los viejos que juegan ajedrez. Los músicos. Los científicos. Las mujeres que hablan solas. Los cuentacuentos.

¿Has leído historietas de superhéroes? Siempre hay un malo. Siempre hay un lio. Y los buenos siempre -menos en los números de colección, que son los que más valen- resuelven los problemas.

Yo conozco a unos cuantos. Son curiosos. Se dejan crecer las barbas. Usan pantalones holgados. Guisan que dan ganas de siempre comer en sus casas. Pero no siempre ganan. Y tal vez por eso son más encantadores.

También conozco famosos. Hombrecitos que salen en la tele. Los que ven mis tías. Siempre está la gente esperando saber de sus vidas. Con quién salen. Con quien llegan. Qué color de ropa utilizan. No son tan interesantes.

Prefiero a las personas que cocinan dulces. A las que leen libros de niños. Y a ti. (Que no eres superhéroe y tampoco famosa. ¿O eres?)

Se me ocurre que debes ser una bruja. No una bruja de esas feas, que dan miedo y en las noches arman aquelarre.  No una de esas brujas negras que van por el mundo envenenando manzanas. Si eres bruja, seguro eres blanca. No. Tú debes ser de algún color. Azul. Azul cielo. ¿Eres una bruja azul cielo?

Brujita azul cielo: te quiero. Nomás porque tu quieres en vez de hacer maldades. Porque haces magia con tus abrazos ¿cómo es eso de ser una bruja buena? Debe ser muy divertido. ¿Lo es?

¿De donde vienen las brujas buenas? ¿De un país romántico y triste? -¿Francia?- ¿De una selva tropical? ¿De un país frío y lejano? ¿De un disco de The Beatles? ¿Bailan? ¿Bailas? ¿Te gusta bailar? Yo creo que sí, pero no se cómo. ¿Has bailado, por ejemplo, un rock en bicicleta? ¿Ballet en el océano? ¿Has bailado una poesía? ¿Un cuentito? Te imagino bailando mientras lavas los trastes de la cena, allá en tu mundo. ¿Naciste en un mundo pequeño? ¿Conociste al Principito? Si lo hiciste y me entero, te tendré envidia por siempre. ¿Cómo era? ¿Era buen conversador? ¿Comieron, algún día,  fruta juntos?

¿Qué comen las brujas buenas? ¿Trozos de nube? ¿Pedazos de luna? ¿Jengibre? ¿Bichos? ¿Frutas? ¿Ciruelas? ¿Mandarinas? ¿Fresas? Me gustan las ciruelas. Y las mandarinas. Y las fresas. Los kiwis me hacen daño, pero también me gustan. ¿Te gustan los Kiwis? Podrías comerte mi porción. Y yo podría compartir de mis dulces. ¿Las brujitas azul cielo comen dulces? ¿Abrazan arboles? ¿Miman a los perros? ¿Hacen travesuras? ¿Despeinan a las chicas vanidosas? ¿Se enamoran?

El otro día imaginé que me enamoraba de ti. Y era muy divertido. Te buscaba. Te veía. Te escribía cartas, no como ésta, pero sí. Me ponía nervioso cuando estabas cerca. Finalmente me armaba de valor y me confesaba contigo. Te pedía que fueras conmigo. Que bailaras conmigo (¿Bailas? ¿Te gusta bailar? Yo creo que sí, pero no se cómo).

No imaginé qué contestabas. Pero no importaba. No importa. Si era sí, o era no. Ya todo había sido divertido. Esa cosa de enamorarse es divertida ¿o no? Yo no estoy enamorado de ti. Aunque sí. Quiero decir, no estoy enamorado de ti. Pero soy feliz cuando me embrujas (¿embrujas? quiero decir, cuando me abrazas) y ya con eso tengo. No como los demás. Pero no los culpo. Ni a ti. Tampoco a mí. Pero a ti te agradezco. Por curarme -con tu magia- algún día. (¿A cuántos habrás curado algún día?) Lo leo y suena grande… exagerado. Pero no importa.

¿Las brujas buenas se enferman? ¿Y las malas? ¿Cómo, brujita azul cielo, se cura a una bruja buena? ¿Con aire de la cima de una montaña? ¿Con lluvia de la Patagonia? ¿Con chocolates? ¿Chocolate blanco u oscuro?

Voy a guardar siempre una caja. Por si acaso. Por si alguna vez…

10 comentarios:

Montserrat Valle dijo...

Está muy lindo Jorge, me gustó. Aparte la forma en la que lo escribiste le da mucha agilidad.
Te quiero!

Julio César Ramírez dijo...

Bien man!

Muchas gracias por compartirlo, no lo encuentro cursi, lo veo adecuado.

Me gustó. Gracias por compartirlo ;)

Anónimo dijo...

Gracias por compartirlo, es muy lindo. Feliciades!!! lo puedo compartir con otros?? bueno creo que lo voy a hacer jeje: Un abrazo!

Gabriel dijo...

Ese es mi ahijao chihuahua. Padrisimo como todo lo que piensas, haces y escribes. Felicidades. Por cierto el chocolate blanco no existe, solo es grasa vegetal con sabor a chocolate, jaja, claro si es que literalmente hablabas de "chocolate blanco", por cierto, regresare como dijo o mas bien lo canto Joan Manuel Serrat a chupar un palo sentado sobre una calabaza en "De vez en cuando la vida".

Vicoy dijo...

Excelente, te la rifas con las preguntas existenciales que no tienen más límite que la imaginación. Hay que seguir escribiendo lo que te dicta el alma indomable de periodista en ciernes. Felicidades.

himuragackt dijo...

Que gusto leerte.

FORTE.EXE-PRINCIPE OBSCURO dijo...

EXELENTE YEAH!

Pamela dijo...

aww t kedo bn lindo... ya m enamore d esa brujita!!! te kiero amigo, sigue escribiendo cosas bonitas ;)

chikanek dijo...

BUAJAJJA lo ameeee lo ameee....por eso me fasinas yoryianooo
tkm kikos!!!!!!!

Ere dijo...

me gusto, mucho Jorge, buenas preguntas, y buena filosifía...